UNA MUJER QUE TRABAJA POR LA PAZ PARA FRENAR EL SIDA

3 de Marzo, 2012

Una mujer que trabaja por la paz para frenar el SIDA

La argentina Patricia Pérez, presidenta mundial de ICW Global, la Comunidad Internacional de Mujeres viviendo con VIH/SIDA ha sido nominada este 2012, por sexta vez consecutiva, al Premio Nobel de la Paz.

 

A los 24 años de edad Patricia Pérez supo que tenía VIH. En ese entonces, año 86, el Sida era considerado una enfermedad mortal. Le dieron 2 años de de vida. Dejó de proyectar, de pensar en el futuro, hasta que se dio cuenta de que si el final iba a llegar, no la encontraría sentada esperándolo. 
 
Después de recibir el diagnóstico, empezó a conectarse con otras personas en su misma situación, armó un grupo de voluntarios que durante 10 años atendió ad-honorem las angustias y necesidades de información de personas viviendo con vih-sida. 
 
En 1991, concurrió a un Congreso de personas viviendo con HIV-SIDA, en Londres y participó de una manifestación con 10.000 personas que sin conocerse luchaban por la misma causa: defender sus derechos. 
 
Al año siguiente en Ámsterdam, Patricia Pérez fue una de las 30 mujeres que fundaron la ICW Global (Comunidad Internacional de Mujeres viviendo con HIV-SIDA). Se abrazaron a una causa por el empoderamiento de las mujeres positivas para lograr que sus voces se escucharan en todo el mundo y sean más fuertes que las injusticias, el estigma y la discriminación a las que son sometidas a diario. 
 
Ya en año ’94 la nombraron Representante Argentina de ICW y en 2009 se convirtió en la Presidenta mundial de ICW Global. 
 
Patricia Pérez ha impulsado la creación de grupos de mujeres viviendo con VIH en más de 40 países del mundo en África, Asia y Latinoamérica. Hoy forman parte de esta Red más de 15 mil mujeres, adolescentes y niñas de 120 países del mundo. El lema que las guía es: Nada para nosotras sin nosotras. 
 
Sobre la ICW Global
 
La ICW Global (Comunidad Internacional de Mujeres Viviendo con VIH/SIDA) es la única red internacional dirigida e integrada por mujeres con HIV.
 
Fue creada respondiendo a las desesperadas faltas de apoyo, información y servicios disponibles para las mujeres de todo el mundo. Nació también para promover la participación de las mujeres en los espacios donde se debaten las políticas públicas y se toman las decisiones que influyen en la vida de miles de personas que conviven con el virus.
 
Su objetivo es reunir a las mujeres para hacerles frente a los problemas que las afectan, asegurar que sus voces se oigan, actuar como fuente de información médica, legal y social, desafiar la discriminación y estigmatización, denunciar la violación de los derechos de las mujeres que conviven con el virus, alentar la confianza entre ellas.
 
Las fundadoras de ICW son un grupo de mujeres de distintos países que se conocieron en la 8va. Conferencia Internacional de SIDA, Amsterdam, 1992. Ellas redactaron la "Declaración de 12 Principios", convertida en la filosofía de la organización.
 
La Sede Central está ubicada en Buenos Aires, Argentina y la Junta Directiva Internacional está integrada por miembros de todas las regiones (Africa, América Latina y Caribe, Asia y Pacífico, Europa, Norteamérica). 
 
Seguir luchando
 
A fines de 2011 ONUSIDA dio a conocer el informe en el que declaraba que las nuevas infecciones por el virus se habían reducido un 21% desde 1997, entonces Patricia hizo público un Documento de Posicionamiento resaltando que si bien el dato era alentador, no había que descuidar el tema porque del total de las Personas Viviendo con VIH en el mundo que están en condiciones de entrar en tratamiento, el 47% lo tiene, pero el 53% no lo tienen. “Eso significa que millones de personas que deberían acceder a medicinas específicas para frenar el VIH en sus cuerpos, no la reciben y tal vez jamás lo hagan”, decía.
 
Patricia sostiene -basándose en su conocimiento in situ que la ha llevado a recorrer más  de 40 países de los 5 continentes donde ha colaborado para multiplicar los grupos de mujeres de ICW Global, que hoy ya están posicionados en 120 países- que  el SIDA sigue siendo una infección mortal. Lo es mucho más en regiones con  débiles sistemas de salud, pero ante todo constituye un modo de relación social complejo, que aún hoy profundiza actitudes cargadas de estigmas, visiones discriminatorias y que remite a ancestrales atavismos donde hasta se pone en juego un pensamiento estereotipado que le hace creer a muchas mujeres, niñas y adolescentes del mundo, que “recibes este castigo divino por ser quien eres”.
 
Ante esta realidad y en el marco de la crisis financiera internacional, Patricia Pérez fue abriendo nuevos surcos y desde 2007 impulsa la campaña mundial MÁS PAZ MENOS SIDA.
 
“Ser nominada tantas veces al Nobel de la Paz es un orgullo, pero también es una responsabilidad inmensa saber que el SIDA sigue siendo un tremendo drama de efectos devastadores mientras los gobiernos nos anuncian que van a controlarlo de aquí al 2015. Nos hablan de un plan de ONUSIDA de Cero nuevas infecciones, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el SIDA, plan que aplaudimos en su intención y acompañamos como ICW Global pero, ¿cómo lo harán en medio de la crisis mundial y los recortes a los presupuestos de Salud que ya se anuncian en Europa?, ¿cómo detendrán el avance de la Pandemia del SIDA en los países convulsionados del Mundo Árabe?”, se pregunta Patricia Pérez. Y propone: “Solo con el protagonismo de los casi 40 millones de afectados directos y el acompañamiento de los más amplios sectores sociales, sumado al compromiso indispensable que deben asumir  de inmediato los Líderes de las distintas actividades la Sociedad, tendremos una  oportunidad para detener al SIDA, utilizando a la Paz como formidable herramienta para buscar ese objetivo”.
 
Patricia Pérez ratifica que el SIDA en el mundo tiene el rostro de una mujer pobre, semianalfabeta y menor de 25 años. Por eso, vuelve a llamar la atención para que los actores políticos y sociales miren a los ojos a estas 19 millones de mujeres, niñas, adolescentes y jóvenes que viven con VIH en el mundo  y que son víctimas silenciosas del estigma, la discriminación y la violencia. 
 

NEWSLETTER

Usted recibirá las últimas noticias, novedades y eventos en su correo electrónico.

Suscribirse

PARA PENSAR

El 59,8% de los adolescentes no cuenta con una biblioteca o libros en el ámbito familiar, el 53,7% no accede a una computadora y 66,7% no accede a internet en su propio hogar.

Barómetro de la Deuda Social de la Infancia.