INFORME DE ONUSIDA 2011. UN PANORAMA ALENTADOR PARA LAS FUERTES EXIGENCIAS HACIA EL 2015

25 de Febrero, 2012

Informe de ONUSIDA 2011. Un panorama alentador para las fuertes exigencias hacia el 2015

El informe 2011 del Programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA), publicado para el día mundial de la lucha contra el VIH/SIDA (21 de noviembre de 2011), señala que la respuesta mundial de la última década ha conseguido forzar el declive de la epidemia.

El documento señala que la respuesta mundial de la última década ha conseguido forzar el declive de la epidemia: la tasa de nuevas infecciones se ha reducido, al igual que el número de muertes relacionadas con el sida, mientras que la cantidad fondos destinados a programas del VIH es mayor que nunca. 

En consonancia con la visión de ONUSIDA, encaminada a lograr hacia 2015 cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida, el documento demuestra que 2011 fue un año de cambio en lo que a la respuesta al sida se refiere gracias al progreso de la ciencia, el liderazgo político y unos resultados sin precedentes. 
 
Para la realización del informe, en colaboración con los asociados nacionales, ONUSIDA utilizó el paquete de programas informáticos Spectrum con el fin de elaborar las estimaciones epidemiológicas de los países y las regiones. Spectrum incorpora todos los datos pertinentes disponibles, como: encuestas de mujeres embarazadas que acuden a centros de atención prenatal; encuestas basadas en la población (realizadas en los hogares); vigilancia centinela entre las poblaciones más expuestas al infección por el VIH; notificaciones de casos; datos demográficos; y la información sobre los programas de tratamiento antirretrovírico y los programas para prevenir la transmisión maternoinfantil.
 
Teniendo en cuenta estas fuentes diversas de datos, Spectrum genera estimaciones de nuevas infecciones por el VIH, el número de personas que viven con el VIH tanto para adultos como para niños, el número de personas elegibles para el tratamiento antirretrovírico y los servicios para prevenir la transmisión materno infantil, y el número de muertes relacionadas con el sida.
 
Los resultados de todo este proceso, consignados en el Informe de ONUSIDA para el Día Mundial del SIDA 2011 señalan que las nuevas infecciones por el VIH y las muertes relacionadas con el sida han descendido hasta los niveles más bajos desde que la epidemia alcanzara su máximo. Las nuevas infecciones por el virus se han reducido un 21% desde 1997, y las enfermedades relacionadas con el sida han disminuido en un 21% desde el año 2005. 
 
Según las estimaciones de ONUSIDA y la OMS, el 47% (6,6 millones) de los 14,2 millones de personas que se calcula que son elegibles para el tratamiento en países de ingresos bajos y medios tuvieron acceso a la terapia antirretrovírica en 2010. Ello supone un aumento de 1,35 millones desde 2009.
 
El Informe para el día mundial del sida  de ONUSIDA subraya, asimismo, que existen señales evidentes que demuestran que el tratamiento del VIH está teniendo un impacto significativo a la hora de reducir el número de nuevas infecciones por el virus. También evidencia que las personas que viven con el VIH tienen ahora más años de vida, y las muertes relacionadas con el sida se están reduciendo gracias a los efectos de la terapia antirretrovírica.
 
Otros resultados muestran que las nuevas infecciones por el virus se han reducido de forma significativa o se han estabilizado en la mayoría del mundo. En el Caribe, las nuevas infecciones por el VIH se han visto reducidas en un tercio en comparación con los niveles de 2001, y en más de un 25% en la República Dominicana y en Jamaica.  Asimismo, el número de nuevas infecciones por el virus en el sur y el sudeste de Asia ha disminuido en más de un 40% entre los años 1996 y 2010. La caída en India se ha registrado en un 56%.
 
No obstante, el número de nuevas infecciones por el VIH continúa subiendo en Europa oriental y central, Oceanía, Oriente Medio y África septentrional, mientras que se ha mantenido estable en otras regiones del mundo.
 
Asimismo, el cambio en el comportamiento sexual, en particular entre los jóvenes, está favoreciendo la disminución de nuevas infecciones por el VIH, puesto que las personas reducen el número de parejas sexuales, aumentan el uso del preservativo y retrasan su primera relación sexual.  Un ascenso de la circuncisión masculina comienza a contribuir a las caídas de las nuevas infecciones. 
 
De otro lado, se calcula que desde 1995 se han evitado cerca de 400.000 nuevas infecciones por el VIH en niños, gracias al aumento del acceso a regímenes antiretrovíricos eficaces en países de ingresos bajos y medios en 2010. Casi la mitad (48%) de las mujeres embarazadas que vivían con el VIH pudieron acceder a regímenes eficaces para prevenir la transmisión del virus al niño.
 
El documento presenta además el nuevo enfoque estratégico de ONUSIDA centrado en inversiones más inteligentes que se constituye en un marco para alcanzar el acceso universal a la prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH para el año 2015, de acuerdo con los objetivos establecidos en la Declaración política de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida de 2011.
 
El informe es claro en que el liderazgo y el compromiso político, el cambio social, la innovación y la rápida inyección de nuevos recursos han convertido la respuesta al sida en un éxito pionero en la salud mundial, que ha conseguido devolver el interés a la salud mundial y que tiene un nuevo rostro de esperanza, resistencia, valor y responsabilidad.
 
Fuente: ONUSIDA
 
Contacto:
Programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA) 
20 Avenue Appia. CH-1211 Ginebra 27 Suiza
Tel: +41 22 791 36 66