DEL 21 AL 27 DE MAYO, SEMANA MUNDIAL DEL PARTO HUMANIZADO

21 de Mayo, 2012

Del 21 al 27 de Mayo, Semana Mundial del Parto Humanizado

La Semana Mundial del Parto Respetado tiene lugar cada año durante el mes de mayo y en cada ocasión se proponen objetivos e ideas para realizar según un lema común. El parto humanizado o respetado se basa en la valoración del mundo afectivo-emocional de las personas y las familias, de la madre, el padre, la hija, el hijo, de sus deseos y necesidades, de la libertad de las mujeres y de las parejas para tomar decisiones sobre dónde, cómo y con quién parir.

Los últimos años se han abordado temas como la episiotomía (2004), las posiciones para parir (2005), el tiempo para nacer (2006), el entorno amoroso durante el parto (2007), la inutilidad de la separación del bebe de su madre o padre (2008), “Nacimiento traumático cómo evitarlo. Nacimiento placentero cómo logralo” en el 2010 o “El derecho a nacer y parir cómo quieras, dónde quieras y con quién quieras” en el 2011. Ahora es el turno de “El nacimiento y la economía”.

La violencia contra la libertad reproductiva y la violencia obstétrica estan tipificadas en el art  6 de la Ley Nacional “Violencia contra la mujer” que lleva el Nº 26485.
 
El parto humanizado o respetado se basa en la valoración del mundo afectivo-emocional de las personas y las familias, de la madre, el padre, la hija, el hijo, de sus deseos y necesidades, de la libertad de las mujeres y de las parejas para tomar decisiones sobre dónde, cómo y con quién parir.
 
Se da por el contrario, un proceso habitual de extrema medicalización, en el que el destino de la mujer y su hijo está sujeto a procedimientos de intervención rutinarios y a veces innecesarios, que no contemplan las diferencias y especificidades individuales, transformando en arbitrarias (y en algunos casos hasta violentas) las actitudes asistenciales.
 
En 1985, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó la Declaración de Fortaleza que establece "16 recomendaciones para la apropiada tecnología del nacimiento". A raíz de una iniciativa del Poder Ejecutivo Nacional, el Congreso de la Nación, en agosto del año 2004, sancionó la ley 25.929 para garantizar el derecho a un parto natural, respetando las necesidades emocionales de la madre y el recién nacido, la intimidad y las pautas culturales, étnicas y religiosas, así como el acompañamiento por el padre, o quien la mujer elija, durante el trabajo de parto, el nacimiento y la internación. Rige para todo el sistema de salud público, obras sociales y prepagas.
 
La ley establece los derechos de padres e hijos durante el proceso de nacimiento y fija las garantías del Parto Respetado en nuestro país. Afirma que toda mujer, en relación con el embarazo, el trabajo de parto, el parto y el post parto, tiene derecho a ser informada sobre las distintas intervenciones médicas que pudieran tener lugar durante esos procesos, de manera que pueda optar libremente  cuando existieren diferentes alternativas, a ser tratada con respeto y de modo individual y personalizado, a que se garantice la intimidad durante todo el proceso asistencial, a que se tenga en consideración sus pautas culturales y a ser acompañada por una persona de su confianza y elección durante el proceso.
 
 

NEWSLETTER

Usted recibirá las últimas noticias, novedades y eventos en su correo electrónico.

Suscribirse

PARA PENSAR

Dos de cada diez alumnos secundarios en nuestro país estudian con sobreedad.

Barómetro de la Deuda Social de la Infancia 2012